Press Spain

Publié le par Blogsarah

La verdad siempre encuentra la luz 

París, julio de 1942. Las autoridades arrestan a 13.000 judíos ante la mirada de los parisinos, que guardan silencio por miedo, indiferencia o simple interés, pues esperan ocupar las viviendas vacías.

El pequeño Michel se oculta en un armario para huir de la redada. Su hermana Sarah cierra la puerta para protegerle y se guarda la llave, pensando que va a regresar en unas horas. Sin embargo, el destino de los Starzynski es protagonizar una de las páginas más luctuosas de la historia gala. Los gendarmes confinan a los miles de detenidos durante cinco días en el Velódromo de Invierno, cerca de la Torre Eiffel, sin comida ni agua. Después envían a las familias a un campo de concentración francés, donde los separan como paso previo a su posterior traslado a Auschwitz.

París, mayo de 2002. Julia Jarmond, una periodista norteamericana afincada en Francia desde hace veinte años, recibe el encargo de preparar un reportaje con ocasión del sexagésimo aniversario de la redada. La reportera reconstruye el itinerario de los Starzynski y la lucha denodada de Sarah por salvar a su hermano, pero lo último que puede imaginar es que la investigación le conduzca hasta los Tézac, la familia de su marido.

La epopeya de la niña judía será un ejemplo a seguir para Julia y para quienes han vivido marcados por el peso de la culpa. La llave de Sarah abre, entre otras cosas, la puerta de la redención.

La llave de Sarah, Tatiana de Rosnay
, Suma de Letras

"El libro comienza con el arrestro de 13.000 judíos ante la mirada de los parisinos, que guardan silencio por miedo, indiferencia o simple interés, pues esperan ocupar las viviendas vacías.El pequeño Michel se oculta en un armario para huir de la redada. Su hermana Sarah cierra la puerta para protegerle y se guarda la llave, pensando que va a regresar en unas horas. Sin embargo, el destino de los Starzynski es protagonizar una de las páginas más negras de la historia gala. Los gendarmes confinan a los miles de detenidos durante cinco días en el Velódromo de Invierno, cerca de la Torre Eiffel, sin comida ni agua. Después envían a las familias a un campo de concentración francés, donde los separan como paso previo a su posterior traslado a Auschwitz.

Posteriormente,la historia se traslada a París pero en mayo de 2002. Julia Jarmond, una periodista norteamericana afincada en Francia desde hace veinte años, recibe el encargo de preparar un reportaje con ocasión del sexagésimo aniversario de la redada. La reportera reconstruye el itinerario de los Starzynski y la lucha denodada de Sarah por salvar a su hermano, pero lo último que puede imaginar es que la investigación le conduzca hasta los Tézac, la familia de su marido.La epopeya de la niña judía será un ejemplo a seguir para Julia y para quienes han vivido marcados por el peso de la culpa.

He tenido la suerte de leer este libro y tengo que decir que hacía tiempo que una historia me enganchaba tanto.La autora crea una historia que se asemeja a la realidad de lo que en esa época de la historia sucedió y en mi opión ees esto lo que hace de esta historia tan adictiva."

Victor Ferrer 


http://www.casadellibro.com/fichas/verCriticas/0,,2900001197748,00.html?codigo=2900001197748

  http://www.sumadeletras.com/index.php?s=opiniones&id=68



Pavana para una infanta difunta

Tatiana de Rosnay ha concebido con La llave de Sarah una narración dinámica, casi cinematográfica, y en buena medida dirigida al gran público, sin que ello desmerezca ni la calidad de expresión ni, mucho menos, la intriga. Se trata aquí del contrapunto entre el París ocupado de los cuarenta y una periodista actual, Julia Jarmond, que, a más de medio siglo desde la última posguerra, sondea en el pasado de su familia política, la que parece implicada en la caza de brujas antisemita. El resorte maestro es la desaparición de una niña judía, plagiada con ocasión de las redadas que perpetraba la policía francesa a petición de las autoridades alemanas. Con natural vocación de best seller, La llave de Sarah es un libro amenísimo, nada pretencioso, audaz por momentos, de estilo correcto y respetuoso del dato histórico, alcanzando peculiares instantes de ternura y humanidad.Rara vez traducida al castellano, Tatiana de Rosnay es, sin embargo, una autora que fácilmente se empina por sobre los cien mil ejemplares vendidos, y cuya producción la sitúa entre las "promesas" del escenario editorial en Francia. En el caso particular de La llave de Sarah, cabe reprocharle a De Rosnay, no obstante, la inocencia de plasmar a todos sus personajes bajo una luz demasiado indulgente. Tal opción amenazaría con embotar los antagonismos de la trama, dotando al conjunto de una cierta blandura, aunque el juego al que nos invita Tatiana de Rosnay trascienda esta primera impresión y evolucione hasta consumar el desgarro de su heroína. Adicta, en fin, a las historias de familia, como así lo testimonian sus libros anteriores, Tatiana de Rosnay haría, por otra parte, un excelente servicio a sus lectores al redactar su propia saga familiar: hija del científico Joël de Rosnay, sobrina del historiador Hugh Thomas, y nieta de la directora teatral Natalia Rachewskia, la autora de La llave de Sarah tiene, sin duda, aún mucho por contarnos.
Cristián Barros
La llave de Sarah
Tatiana de Rosnay
Suma de letras, Santiago, 2008, 422 páginas, $ 11.900.Novela





http://www.esmas.com/vanidades/libros/749735.html

Publié dans Presse

Commenter cet article